SuperHandball Magazine en MLA
Los Gladiadores 16/8/2017

Medio año de ventaja

Enviar Artículoenviar artículo

Román Bravo

El 23 de enero de 2017 Argentina cayó 24-22 ante Polonia por la final de la Copa Presidente del Mundial de Francia. Quien escribe estas líneas estuvo allí en Brest, en aquel encuentro que Los Gladiadores perdieron en los últimos minutos, después de ganar por 5 goles faltando poco para el cierre del choque. Aquella tarde-noche francesa, tras hablar con Dady Gallardo y escuchar al entrenador darnos la primicia de su casi seguro adiós al equipo, se preveía un cambio de mando y un tiempo de descanso.

Nadie, o muy pocos, imaginaban que ese párate alcanzaría ya los 7 meses. Cierto es que varios jugadores necesitaban un descanso y así lo habían manifestado. Verdadero es que la Confederación Argentina de Handball fue en la búsqueda de otro entrenador, extranjero si era posible, con un perfil internacional. Y lógico es que, uniendo esos dos factores, se tarde un poco en volver a hacer rodar a la selección nacional ¿Pero más de medio año? ¿Con jugadores que viven en Argentina y que desde aquel entonces solamente entrenan en sus clubes? ¿No es demasiada ventaja la que está dando el equipo nacional ante sus competidores, desde el punto de vista de los objetivos que existen en los próximos años?

La realidad marca que, salvo algunas excepciones, relacionadas más con ayudar a la preparación de las selecciones de base y al conocimiento de jugadores con Manolo Cadenas, el nuevo coach, la selección no entrenó más. Han sido muy pocos los jugadores y las veces que se han acercado al CeNARD para "tocar bola". Los que juegan acá se entrenan por su cuenta, tienen muchas ganas de comenzar el nuevo proceso, consultan por fechas de inicio, pero no reciben respuestas claras. Los que realizan su carrera profesional en el exterior, por su parte, volvieron al país en el último receso europeo y contaron con vacaciones, que, por otro lado, y para ser honesto, hacía mucho que no se tomaban. Pero la verdad es que Los Gladiadores casi no se juntaron. Y el nuevo cuerpo técnico ya fue nombrado hace un rato...

El tiempo es un factor que no se puede recuperar. De cara a los próximos Juegos Sudamericanos, Argentina seguramente deberá llevar una "selección local" ¿Cómo se explica entonces que estemos a mediados de agosto y que no haya actividad oficial de nuestros jugadores con el nuevo proceso? ¿Podemos darnos el gusto de desperdiciar 200 días de los 365 de un año? ¿Dependemos solamente del profesionalismo de los jugadores para que se mantengan por su cuenta en el ritmo que el alto rendimiento requiere? Por suerte, Los Gladiadores que participan en el medio local están bien entrenados, gracias a la competición en sus clubes o a su propia voluntad, pero no es lo mismo que lo hagan las partes por separado a que se entrenen en conjunto, bajo el mismo techo. Lo último que se registra de Los Gladiadores como actividad oficial es un mundial en donde las cosas no salieron bien, dejando en claro que hay mucho por mejorar.

Manolo Cadenas y sus ayudantes ya están disponibles. Al español se lo notó activo, acompañando a la selección junior en el Mundial de Argelia, yendo a ver encuentros de Liga de Honor masculina y participando en concentraciones del ProHand. Está buenísimo que realice otras tareas mientras tanto, cobra un sueldo por parte de la CAH. Pero lo cierto es que el de León todavía no está entrenando a Los Gladiadores, función principal para lo que se lo trajo al país.

Por su parte, los jugadores de la selección que compiten aquí también tienen sus becas, y está perfecto que así sea. Son profesionales y se preparan compitiendo en nuestro país. Pero la realidad es que el desembolso económico que hoy se hace no se refleja en trabajo, y no porque los jugadores no quieran. Ellos desean comenzar lo antes posible con el nuevo proceso, para competir con los que lo hacen en el exterior, en esa sana y hermosa lucha por un puesto para vestir la celeste y blanca. Ellos y el entrenador son los que luego saldrán a la cancha, los que deben rendir en los Odesur y son quienes recibirán las críticas, buenas o malas, por su desempeño.

A la pregunta que llego finalmente luego de analizar la situación es que, si no le damos todo lo necesario a ambas patas para trabajar, ¿cómo esperar luego buenos resultados? El éxito viene de la mano del trabajo. El trabajo tiene como factor fundamental el tiempo. Y el tiempo, en este caso, no parece ser tenido en cuenta. Tiramos medio año a la basura. Eso no se recupera.

Crédito foto: France 2017/EFE/Gastón Szerman.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados