SuperHandball Magazine en MLA
SUDAMERICANOS POR EL MUNDO 30/11/2007

Con Sangre Charrua (Entrevista a Pablo Marocchi)

Enviar Artículoenviar artículo

Luciano Emanuel Giliberti

A nivel sudamericano, el handball masculino históricamente estuvo polarizado por Argentina y Brasil, que son los que mayoritariamente se dividen los honores en la región. Pero en la última época, Uruguay está buscando, de a poco, meterse en la discusión importante a fuerza de varios talentos jóvenes que están surgiendo en estos años y que hacen soñar del otro lado del Río de la Plata que en algún tiempo más la Celeste comience a ser observada con otros ojos al momento de jugar. Uno de los responsables, que ya dejó de ser una promesa para convertirse en una realidad, es Pablo Marrochi, figura de la selección de su país y que a partir de esta temporada está dando sus primeros pasos en el Coversano italiano.

Marrochi empezó en el colegio 232 de Solymar, para luego pasar a jugar al Club Unión de Santa Rosa de Shangrilá como federado. Su primera convocatoria a un equipo nacional fue en 2002 en la categoría cadetes y ya a los 19 años era miembro del combinado mayor en el Panamericano de Aracajú, en donde tuvo una destacada actuación que le valió el pase al UmUnimed Maringá brasileño, a pesar de que le llegaban ofertas desde el Viejo Continente. Finalmente, el poderoso Conversano Pallamano se hizo de sus servicios y se sumó para la temporada 2007/2008.

“Me estoy sintiendo bien aquí en Conversano, en todo sentido. En la ciudad el deporte principal es el handball. Aquí se respira pallamano. Hace unos años atrás estaba jugando en un club de barrio y era un sueño irse a Europa, ahora que se me dio la oportunidad no la voy a desaprovechar”, explica Marrochi sobre su adaptación al nuevo ámbito.

Al estar jugando en un ambiente tan competitivo como lo es el certamen italiano, el nivel de un jugador lógicamente se eleva y muchas cosas mejoran. Marrochi no es la excepción. “En lo técnico y en lo físico estoy notando una mejoría, aquí también los aspectos materiales te hacen crecer mucho, entrenar con pelotas buenas, en un cancha que siempre esta bien. Son pequeñas cosas que ayudan a mejorar día a día”, afirma el lateral izquierdo.
Hace 2 temopradas, el Conversano festejó el título de Liga. Para este nuevo torneo, los campeones buscan volver a conquistar esta condición. “Estamos trabajando para tratar de conquistar el Scudetto, es nuestro objetivo. Fácil no va a ser, pero lo estamos intentando”, manifiesta uno de los integrantes del 7 ideal en el último Panamericano Juniors celebrado en Chile y que ganó Argentina. “La liga es fuerte -comenta el uruguayo sobre el nivel en Italia-, es muy competitiva, todos los juegos son gol a gol. Cuando te descuidás el que va último te puede ganar tranquilamente. La calidad es buena a causa de que muchos extranjeros juegan acá y esto eleva la exigencia”. Con 8 fechas cumplidas, el Conversano marcha tercero con 16 puntos, a 5 unidades del puntero, que es el Junior Fasano.

Marrochi, medallista de plata en los Juegos Odesur Buenos Aires 2006, en los test de pretemporada dio muestras de que una de sus virtudes es la capacidad física. Allí superó algunos récords del extremo derecho de la selección sueca Pierre Thorsson.

Desde hace varios años, Bruno Civelli es uno de los jugadores más importantes con los que cuenta el conjunto de camiseta verde en su plantilla. De la mano del ex River Plate, Marrochi va llevando su período de adaptación de una manera mucha más sencilla. “Bruno es una excelente persona. Yo tenía la suerte de conocerlo de antes jugando Panamericanos. Me ayudo mucho con el tema del idioma, porque en los primeros meses no entendía nada”, reconoce el jugador de 21 años.

En sólo 3 meses y con 12 goles en su cuenta personal, Marrochi ya causó buena impresión en mundillo del handball italiano. Es por eso que la Federación Italiana de Giuco Handball (FIGH) le ofreció que se sumará a la selección italiana, pero Marrochi desestimó la propuesta porque “no estoy interesado en jugar en otra selección que no sea la uruguaya”. Vale recordar, que en la Nazionale esta jugando el argentino nacionalizado Eduardo Arcuri, que actualmente milita en el poderoso Casarano.

En relación a los próximos pasos de la Celeste, Marrochi comenta al respecto que “espero que la federación siga trabajando como lo hizo hasta ahora. El futuro de la selección de Uruguay lo veo bien, somos un grupo joven con ganas de trabajar”. Además, agrega: “Pensamos que Argentina y Brasil esta muy lejos en el nivel de juego, pero no es tan así. Uruguay esta creciendo a nivel handball. Para mi falta ese poquito de confianza para poder estar ahí”.

Marrochi es, por sus cualidades, uno de los líderes de la legión uruguaya, compuesta por 5 varones y 2 mujeres, que militan en Italia. Ellos son una pieza importante en el engranaje para que el handball de Uruguay continúe con su crecimiento.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados