SuperHandball Magazine en MLA
Centro/Sur de Clubes 25/5/2019

Cuando no lo tenemos, lo valoramos

Enviar Artículoenviar artículo

Román Bravo

Voy a ser autorreferencial. Quiero contarles la sensación personal sobre un tema que hace tiempo me da vueltas en la cabeza. Viendo el torneo Centro/Sur de Clubes en Taubaté y leyendo muchos protagonistas y aficionados del handball criticar varios aspectos organizativos y de la comunicación y, al mismo tiempo, ensalzar lo que se organizó en Argentina en 2016 y 2017, me doy cuenta que a veces naturalizamos los esfuerzos que se hacen en nuestro país para darle al handball un marco de show y espectáculo. Y de tanto naturalizarlo, muchas ocasiones caemos en la crítica por la crítica misma hacia nuestro producto.

 

No sólo recuerdo bien lo que tanto Femebal como los clubes participantes en las ediciones que antes mencioné organizaron, si no que por suerte me toco relatar o comentar la gran mayoría de los partidos que se disputaron, tanto para DEPORTV como para Femebal TV. Ni hace falta analizar lo que fueron esos eventos, con el Mundialista de Villa Ballester muy poblado ante los partidos atractivos, con estadísticas, transmisiones de calidad, atención impecable a la prensa y demás. Bueno, también recuerdo que a aquellas ediciones le aparecieron más de una crítica dura por varios motivos.

 

Y la verdad es que, si en aquel momento falló algún streaming, si faltó un café en el catering, o los fotógrafos no estaban en un lugar cómodo o indicado, o sí algún otro detalle no menor apareció, los torneos fueron impecables, los mejores de la historia en cuanto a show deportivo en campeonatos continentales de clubes. Y hoy los extrañamos, nos acordamos de ellos y decimos “que se hagan acá”, olvidando que cuando se organiza un torneo en Buenos Aires, en el momento que se desarrolla, también nos ponemos quejosos por todo.

 

A veces, y aunque esta opinión sea impopular, nos ponemos destructivos con un producto que luego extrañamos. Debe ser cosa del argentino, porque pasa en varios aspectos de nuestras vidas. Les puedo asegurar con la honestidad profesional que tengo que hemos vivido en todos estos años (aunque no todos sean conocidos por el público en general) muchos episodios de negación a colaborar desde el lugar que toca, poner palos en la rueda y atacar diferentes aspectos que luego, cuando miramos fuera, decimos “bueno, al final no somos tan malos acá”.

 

Soy testigo directo de todas estas cosas que les cuento. Lo sé, lo veo, lo leo. Llevo desde el 2014 en DeporTV/FemebalTV en cada uno de sus torneos y así como recibimos los muchos elogios por lo que hacemos/vendemos, también escucho la queja constante por diversos ítems que, como podrán ver en el mundo profesional de Brasil, ocurren y de peor manera. Nuestro handball metropolitano y nuestro deporte en general tienen un montón de falencias, pero cuando se pone las pilas para llevar adelante un campeonato/show -léase por esto Súper 4, Nacional, Panamericano de Clubes y demás transmitido por TV- en general termina con nota sobresaliente.

 

Nos hemos cansado de escribir o mencionar la frase “cuidemos el producto”. Y eso es como en la vida, de tanto manosearlo, a veces se puede romper. Y cuando no lo tenemos, se extraña. Por suerte, como dije antes, también existen las palabras de aliento, los que difunden, los que festejan, los que valoran. Eso, imagino, impulsa y ayuda a que se sigan transmitiendo partidos -cada vez más y de diferentes índoles- y a que se sigan superando las organizaciones de los torneos. Por ahora, siguen ganando las cosas buenas, las energías positivas. Pero esperemos que no cambie esa ecuación y siempre valoremos, difundamos (sobretodo) y disfrutemos de lo que tenemos.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados