SuperHandball Magazine en MLA
Mundial Alemania/Dinamarca 2019 8/1/2019

Dos países, un equipo

Enviar Artículoenviar artículo

Luciano E. Giliberti

La frontera que divide a Corea del Norte y Corea del Sur es uno de los sitios más militarizados del planeta porque, en teoría, desde 1950 es una zona de guerra. Si bien en 1953 por medio de un armisticio cesaron los combates, formalmente nunca se firmó un tratado de paz para terminar de manera definitiva con las hostilidades entre los dos países.

Pese al contexto de tensión, en los últimos años en la península coreana se empezaron a ver señales de deshielo entre el norte comunista y el sur capitalista y en ese sentido el deporte tiene un rol protagónico. El hecho de mayor trascendencia ocurrió el año pasado cuando los atletas de ambos países desfilaron bajo la misma bandera en la Ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebraron en Pyeongchang, Corea del Sur.

Inspirado por lo ocurrido en la cita olímpica, la IHF, con el respaldo del Comité Olímpico Internacional, les propuso a las federaciones de Corea del Sur y Corea del Norte formar una selección unificada para el Mundial. La idea prosperó y, en una medida excepcional, el plantel coreano está compuesto por 20 integrantes -el resto de las selecciones tiene 16- con 16 surcoreanos y 4 norcoreanos, integrantes de las fuerzas armadas de Corea del Norte.

Corea del Sur es uno de los hisstórico del handdball asiático, aunque en el último tiempo perdió terreno con los petrodólares, y clasificó al Mundial después de 6 años por el tercer puesto en el campeonato asiático. Al igual que en muchos otros aspectos, es poco lo que se conoce del handball de Corea del Norte, uno de los países más herméticos del mundo. Si bien la selección masculina sólo participó en campeonatos regionales a principios de la década del 90, en 2017 fue tercera en la ronda continental del IHF Trophy, torneo reservado para naciones en desarrollo, que se disputó en Tailandia.

Aunque los jugadores van a vestir la misma camiseta, comparten entrenamientos y concentran en el mismo hotel, en cierto punto la división perdura. Pese a que hubo negociaciones para entrenar juntos en Seúl, norcoreanos y surcoreanos recién se conocieron en Berlín antes de Navidad porque viajaron por separado.

Previo a subirse al avión para partir rumbo a la capital alemana, el entrenador surcoreano Cho Young-shin reconoció que tenía poca información de los “refuerzos”: “me comentaron que los jugadores de Corea del Norte tienen nivel de juniors porque les cuesta dar el salto a los mayores por la falta de clubes. Espero de ellos un nivel menor al de nuestros jugadores, pero necesito verlos en los entrenamientos para sacar conclusiones”. Al cuerpo técnico también se sumó un entrenador norcoreano.

Los antecedentes recientes de equipos coreanos unificados mostraron diversos resultados. En Pyeongchang 2018 se formó una selección femenina de hockey sobre hielo con una convivencia conflictiva al punto que las jugadoras dormían en distintos edificios de la Villa Olímpica y el contacto era prácticamente nulo. Las coreanas terminaron últimas con 2 goles a favor y 28 en contra, en una actuación previsible. Diferente fue lo que sucedió en los Juegos Asiáticos Jakarta 2018 con el básquet femenino, que ganó la medalla de oro. Hubo otras experiencias similares en el fútbol, tenis de mesa, judo, canotaje, remo y los Juegos Para-Asiáticos.

Al igual que en el handball, esos equipos estuvieron formados por una mayoría surcoreana y una minoría norcoreana agregada casi a la fuerza. En el caso del hockey sobre hielo, por ejemplo, la entrenadora estaba obligada a incluir entre las titulares y suplentes a por lo menos 3 de las 12 jugadoras norcoreanas que tenía en el plantel.

La selección unificada de Corea en Alemania/Dinamarca 2019 afrontará un exigente Grupo A con Alemania, Brasil, Rusia, Serbia y Francia como rivales y las chances de que la aventura conjunta se extienda más allá de la primera fase son complicadas. “Ganar es importante, pero me quiero focalizar más en poder jugar bien como un equipo”, explicó Cho.

Al margen de lo que suceda en la cancha, el deporte de alta competencia y la alta diplomacia internacional vuelven a cruzar sus caminos, esta vez con el handball como protagonista.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados