SuperHandball Magazine en MLA
LIGA DE HONOR CABALLEROS 2/7/2015

El Apertura en Primera Persona

Enviar Artículoenviar artículo

@romanbravo10

Llegó la hora del análisis del campeonato, aunque aún éste no haya decidido el campeón y queden por disputarse un partido suspendido. Pero con el 99% de la liga ya jugada, hablemos un poco de lo que nos dejó el torneo de elite del handball metropolitano. Todo con mi humilde visión, que no tiene porque ser la verdad.

El que consiga la gloria será justo campeón. Tanto si Ballester como UNLu dan la vuelta será merecido. Los dos han hecho un gran campeonato. Ballester ha demostrado que con menos potencial que el año pasado sigue siendo un gran equipo, basado en una línea de juego clara y con piezas que entran y salen sin resentirse demasiado el rendimiento.

UNLu, por su parte, depende más de las individualidades, pero ha mejorado mucho en el juego posicional y en la defensa, por eso merece llegar con la chance de celebrar.

Ward ha dado más de lo que esperábamos. Con jugadores muy voluntariosos, dedicados, fuertes y competitivos ha acompañado a dos o tres “distintos” que marcan la diferencia. Su director técnico le ha sacado mucho jugó a un plantel que no tiene tanto recambio y, por detalles, no fue campeón.

River Plate, por su parte, pago carísimo el muy mal arranque de campeonato y, con el mejor plantel de la Argentina, decepcionó en la clasificación. Quedó a muchos puntos de la cima de la tabla.

SEDALO sorprendió al inicio y, lógicamente, se cayó en la segunda mitad del torneo. Con mucho menos que los candidatos al título, le hizo frente a los grandes y por varias fechas estuvo arriba. Gran torneo de los de López que, de ganarle a VILO, igualarán la línea de River.

Polvorines, por su parte, decepcionó en un inicio que lo esperaba como protagonista, al igual que el final del 2014. Levantó en el final, mejoró su posición y su juego y se prepara para meterse otra vez en el Super7. Es candidato a mejorar en la tabla.

Quilmes está lejos de lo que supo ser. Hoy entraría al Super7 en el último lugar, algo demasiado poco para un equipo de los grandes. El cambio de entrenador puede darle más en la segunda mitad, pero jugando de local, donde siempre se hizo fuerte, perdió mucho.

Dorrego y VILO fueron gratas sorpresas. Nunca sufrieron por el descenso y obtuvieron grandes resultados en el inicio del campeonato. En la segunda parte del año aspiran a un lugar en el Super7. Difícil, pero tienen potencial para pelear.

Lomás sufrió mucho y recién zafó de bajar a pocas jornadas del final. Otro equipo que puede dar mucho más de lo que nos ofreció. Lo mismo para Ferro, que tiene pinta de que mejorará a partir de agosto, pero que en éste campeonato miró más para abajo que para la mitad de tabla.

Luján se mantuvo más por errores ajenos que por méritos propios, aunque es cierto que los partidos que tuvo que ganar contra los rivales directos los ganó. CiD Moreno luchó algo más que Juventud Unida, pero ambos equipos demostraron no meterse nunca en el nivel de Liga de Honor.

“Así lo veo yo”, decía Guillermo Nimo. Queda mucho para que empiece el Clausura. Varios equipos deberán cambiar su imagen y otros, mantenerla. Se viene un lindo torneo, con mucho en juego para 12 equipos. Pero primero celebremos lo bueno que estuvo éste Apertura.

Foto: Ward y Ballester, otra vez protagonistas, cortesía de Germán Páez.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados