SuperHandball Magazine en MLA
PREOLIMPICO ASIATICO 4/2/2008

El bochorno en Asia está alcanzando magnitudes inimaginables

Enviar Artículoenviar artículo

Luciano Emanuel Giliberti

Dentro de ese peculiar mundo que son las matemáticas existe un estudio al que se denomina Efecto Mariposa. Para no entrar en detalles demasiado técnicos, rápidamente se puede decir que el tratado explica de que manera un hecho insignificante puede ser el causante de un suceso caótico. El ejemplo que habitualmente se usa es el del aleteo de una mariposa (de ahí su nombre), que, según dicen los matemáticos, si se dan algunas condiciones climáticas determinadas el viento casi imperceptible que genera el movimiento de las alas puede desembocar en un furioso tornado en la otra punta del mundo.

De cierta manera, esto es lo que sucede con el handball internacional, ya que el escándalo por los preolímpicos asiáticos comenzó con un algo pequeño como una designación de una dupla arbitral y derivó en una crisis que se esta haciendo cada vez más grande, que no parece tener un final a la vista. En los últimos días se sumaron nuevos capítulos. No sólo se definieron los clasificados, sino que también la Federación Asiática (FAH) ha decidido acudir a la Justicia para que se le reconozcan sus derechos sobre el clasificatorio continental.

La semana pasada se definió que Corea del Sur acompañara a China, tanto en hombres como en mujeres, como representante asiático en los próximos Juegos Olímpicos de Beijing. En el Yoyogi National Gymnasiun de la ciudad japonesa de Toyota, las surcoreanas superaron a las locales 34-21, mientras que al día siguiente en la misma sede el equipo masculino doblegó a los japoneses 28-25. De esta manera, ambas selecciones de Japón deberán ir a buscar su plaza en los respectivos preolímpicos mundiales.

Originalmente estaba estipulado que se jugaran 2 cuadrangulares, pero el resto de los equipos participantes decidieron desistir de su participación en protesta por la decisión tomada por el Consejo de la IHF durante el Mundial femenino en Francia y, sobre todo, por presiones por parte de la entidad continental. Esto obligó a que la clasificación se redujera a un solo partido en cada rama, lo que hace que los representantes de Corea del Sur sean los conjuntos, tomando en cuenta todos los deportes, que menos partidos jugaron para alcanzar su boleto en los Juegos Olímpicos.

“Enviamos una carta a todos los países involucrados diciéndoles que no participen”, dijo desde Kuwait Ahmed Abu Al Lail, alto directivo de la FAH, a la agencia Reuters. El directivo, además, agregó que “Japón y Corea del Sur decidieron participar, por eso llamaremos a una reunión extraordinaria para decidir que vamos a hacer con ellos”.

A pesar de que en los últimos días a la oficina de la FAH llegó una carta desde Basilea recordándoles que “la IHF es el único cuerpo capacitado para reconocer los resultados de los clasificatorios a los Juegos Olímpicos y de los Mundiales”, la conducción de la entidad asiática no quiere dar el brazo a torcer y dice que los clasificatorios están bajo el ala de las asociaciones continentales. Es por eso que decidieron apelar ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, en inglés).

Este tribunal afincado en Suiza es un ente independiente creado por el Comité Olímpico Internacional (COI) y se encarga de mediar en diferentes disputas legales relacionadas con el deporte. Tienen mucha participación en los casos de doping y se involucra, claro está, siempre que una de las partes interesadas requiera su participación. Lo que decreta es inapelable y su decisión debe ser acatada porque se la considera como la última instancia. Hasta que se expida sobre este tema seguramente pasaran muchos meses.

Como están dadas las cosas el más perjudicado podría ser Japón ¿Por qué? Tokio tiene intenciones de recibir a los Juegos Olímpicos de 2016 y el sheik Ahmed Al-Fahd Al-Sabbah, presidente de la FAH, es también el hombre fuerte del olimpismo asiático porque también preside el Consejo Olímpico Asiático y sería un aliado clave a la hora de la votación. Ahora el poder que posee el kuwaití podría volverse en contra a la Tierra del Sol Naciente de cara a sus aspiraciones olímpicas en un futuro no muy lejano.

Esta crisis fue tan resonante en el mundo del deporte que el mismísimo Jacques Rogge, mandatario del COI, se refirió al tema. El belga expresó escuetamente y casi sin salirse del protocolo que el procedimiento siguió las reglas de la IHF y que “sus estatutos dan la posibilidad de una apelación”. Así mismo aclaró, aunque no hacía falta, que la entidad que el dirige no tomará partido en esta disputa.

La crisis no sólo acaparó la atención de los medios de países con tradición handbolística, sino también publicaciones que prácticamente nunca le dieron espacio al handball ahora si lo hicieron. La estadounidense Sports Illustraited, seguramente la revista deportiva más importante del planeta, se hizo eco de todo este escándalo en sus páginas. El diario inglés The Guardian tocó el tema en lo que, probablemente, fue la primera vez que desde su aparición en 1959 el matutino le dedicó un espacio a esta actividad, prácticamente inexistente en Gran Bretaña.

Después de limar diferencias con la Federación Europea (por lo menos esa es la imagen que se quiera dar) la IHF se hizo con otra enemistad, en este caso con la FAH, que puede ser peligrosa desde el punto de vista económico, aspecto siempre primordial en las agendas de las federaciones internacionales, ya que desde Medio Oriente siempre aportan los siempre deseados petrodólares. Habrá que ver cómo continúan los hechos en el futuro porque esto todavía tiene mucha tela para cortar.

Así empezó todo

A mediados de septiembre de 2007 la ciudad de Toyota albergó al preolímpico asiático masculino. El partido inaugural que iban a mantener Corea del Sur y Kuwait iba a ser arbitrado por la prestigiosa pareja alemana Frank Leme/Bernd Ullrich. Pero sospechosamente los germanos fueron marginados 3 horas antes y en su lugar se colocó a la inexperta pareja jordana compuesta por Jaafar Alshobaki/Nasr Hirzallah.

Según las crónicas de ese partido, los jueces de Medio Oriente no tuvieron empachó en pitar para los kuwaitíes, que finalmente ganaron 28-20, en lo que fueron 2 puntos claves para ganar la clasificación. La imparcialidad llegó a tal punto que en varias ocasiones el ruso Alexander Kozhukov, delegado de la IHF, paró el partido para reprimir a los árbitros. Una vez finalizado el encuentro, el público japonés, que siempre se destacó por ser muy correcto, hizo saber su descontento por lo sucedido arrojando todo tipo de objetos a la cancha.

El Comité Olímpico Surcoreano envió el video al COI denunciando lo sucedido. Como la entidad que rige el olimpismo tiene derecho a involucrarse en los clasificatorios, instó a la IHF a que repita ese partido bajo amenaza de que sacaría al handball del Programa Olímpico.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados