SuperHandball Magazine en MLA
ANDRÉS KOGOVSEK 15/9/2013

El nuevo hijo adoptivo de Antequera

Enviar Artículoenviar artículo

s.peñaloza@superhandball.com.ar

La grandeza de un jugador como Andrés Kogovsek se sigue demostrando día a día y año tras año. En un nuevo reconicimiento, Andrés fue nombrado “hijo adoptivo” de Antequera, Ciudad de España en donde la leyenda zurda fue más que una figura jugando para el equipo local.

El actual extremo de Ballester dialogó con Superhandball y a continuación, te dejamos sus palabras en este momento tan especial:

SH - Para comenzar, explicanos un poquito cómo empezó este tema de ser nombrado "hijo adoptivo" del Antequera español. ¿Cómo te enteraste? ¿Cómo te afectó esta gran noticia?

AK - Realmente nos tomó por sorpresa. Fue una noticia que no sólo a mí sino a mi familia, nos llenó de emoción. Fue una propuesta del club que lógicamente tuvo que ser aprobado por el alcalde de la ciudad (Manuel Jesús Barón Ríos). Estoy muy feliz por semejante nombramiento. Antequera fue, es y será una parte muy importante de mi vida, de mi familia.

SH - Contanos un poquito de tu carrera en el club de España...

AK - En el 2004, el club confió en mí y decidió contratarme cuando el equipo en la Liga (División de Honor B) no tenía muchos puntos. En Antequera jugaba mi amigo Alejandro Mariné quien realmente, junto a su mujer, nos ayudaron mucho en la adaptación. Fue un año hermoso con un grupo de jugadores geniales, excelentes personas. Finalmente, logramos mantener al equipo en la B. Al año siguiente y con la llegada como entrenador de Antonio Carlos Ortega (actualmente en el Vezprem), el equipo hizo varios fichajes y con su profesionalidad y capacidad, tomamos un vuelo tremendo. Y ganamos el campeonato de punta a punta. El ascenso fue algo que jamás olvidaremos, ni el equipo, ni, principalmente, la ciudad. De ahí en más todo fue un sueño: jugar la Copa del Rey (una gran anécdota que recuerdo fue cuando clasificamos a esta Copa y llevamos tanta gente a Zaragoza que salió un tren exclusivo con la afición del club. Copamos la ciudad y el club demostró que es de los mejores del país), debutar frente al Barcelona, llenar el estadio en cada partido de local que jugamos. Los cinco años que jugué en este hermoso equipo fueron los más lindos de mi carrera.

SH: ¿Cómo fue llegar, primero, a jugar a España pasando del handball amateur argentino al profesionalizado de Europa?

AK: El cambio fue grande. Del amateurismo al profesionalismo hay una gran diferencia. Vivir el deporte que amás de manera profesional no se compara con nada. Disfruté y aprendí desde el primer día hasta el último y, principalmente, valoré todo lo vivido.

SH: Has jugado en la Liga Asobal, una de las mejores del mundo, ¿qué puede decirse de ese balonmano?

AK: Que está entre las mejores ligas del mundo. Mientras estuve allí, era la "NBA del balonmano". La calidad y el nivel que tenían todos los equipos era asombroso. Un sueño hecho realidad.

SH: ¿Cuánto cambió en tu vida gracias a ese paso por España?

AK: La verdad que cambiaron varias cosas: por el lado deportivo crecí mucho, maduré; personalmente, me enriquecí una barbaridad; y familiarmente, la experiencia de nuestras vidas. Encontramos nuestra segunda casa en el mundo. El amor por Antequera es por siempre.

SH: Por último, cuando saliste del club, los hinchas retiraron la camiseta número 7 del equipo, ¿qué representó ese gesto?

AK: Seguramente la emoción más grande en lo personal vivida en el club. El gesto de la afición pidiendo que se haga eso y el club otorgándolo para mi familia, es un MUCHAS GRACIAS en mayúsculas. Jamás podré devolver tanto cariño recibido. Entrar al estadio y ver mi apellido con la 7, no sólo para mí sino para mi familia, es único.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados