SuperHandball Magazine en MLA
Desafio DEL BICENTENARIO 29/12/2010

Miércoles de Handball en el Luna Park

Enviar Artículoenviar artículo

Luciano Emanuel Giliberti

“Y todo a media luz…” dice la famosa letra de un tango de Carlos Gardel. Ese tramo de la
canción tranquilamente podría haber acompañado el cierre del primer día de competencia en
el Luna Park entre Argentina y Brasil. Lamentablemente el show no pudo ser completo porque
cuando promediaba el segundo tiempo de la presentación de los hombres la luz se cortó en dos oportunidades y por eso se decidió de común acuerdo darle por ganador el triunfo al conjunto nacional por 21-18.

Antes de llegar a esta instancia la selección femenina fue la encargada de abrir el fuego realizando el debut absoluto en el estadio de Corrientes y Bouchard porque en los antecedentes del handball en este tradicional recinto nunca habían participado las mujeres. La reedición de las últimas definiciones continentales esta vez fue para Brasil por 24-18.

Según Miguel Interllige, el entrenador nacional, las razones de la derrota se debieron a que por primera vez utilizó una defensa abierta con las mayores y esto “nos llevó a no tener un ataque fluido y no estábamos cómodos”, opinó el mendocino en declaraciones a Superhandball. “Dependimos de lanzamientos en situaciones muy cortas de juego”, agregó el
entrenador.

Interllige destacó que la defensa estuvo bien y que para el segundo encuentro de la serie ante las brasileras las campeonas panamericanas deberán revertir la actuación en ataque. En este aspecto Solange Tagliavini podría tener más minutos porque ayer “sus lanzamientos fueron eficaces”, expresó el entrenador.

Quizás motivada por la adrenalina extra por la excitación de encontrarse ante un contexto
novedoso, Argentina salió decidida a imponer sus reglas y rápidamente se puso 3-0 arriba. A
medida que el encuentro se fue desarrollando la intensidad fue decayendo y Brasil emparejó el trámite. Las brasileras siguieron adelante en el complemento, las locales tuvieron una remontada y permitió soñar. Quedó sólo en un deseo porque no alcanzó para revertir el resultado.

La selección masculina ya casi que es una experta en partidos inconclusos. Meses atrás la semifinal del Panamericano en Santiago de Chile ante Cuba no pudo terminar por una amenaza de bomba. Esta vez en el Luna Park ante Brasil no finalizó por problemas eléctricos. Mientras que jugaba el segundo tiempo la luz se cortó en dos oportunidades. La organización, con el acuerdo de los equipos, optaron por dar concluido el encuentro con el resultado del momento.

Mientras hubo juego Matías Schulz surgió como una de las figuras opacando a varios de los
nombres importantes con los que cuenta Daddy Gallardo. Defendiendo los 3 palos el ex SAG
Polvorines, que nunca salió de la cancha, tapó varias pelotas que tenían destino seguro de gol. En líneas generales Argentina hizo un buen partido con efectividad en ataque y buena defensa. Quizás en el debe este el hecho de darle segundas opciones al rival. En varias ocasiones Schulz atajaba, pero la pelota volvía a manos de los brasileros dándole la posibilidad de una nueva ofensiva.

Siempre y cuando la luz lo permita, desde las 19:30 volverán a jugar las mujeres. Luego, será el turno de los hombres para darle el cierre a la vuelta del handball al Luna Park tras 29 años. Ambos encuentros se verán en vivo por TyC Sports.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados