SuperHandball Magazine en MLA
LHC 7/12/2018

Rockstroh: “Me puedo retirar tranquilo”

Enviar Artículoenviar artículo

Juan Manuel García

Iván Rockstroh jugará sus últimos 2 partidos en Sedalo y después le dirá adiós al balonmano. En una charla con Superhandball el “10” contó el motivo de su decisión, hizo un balance de su carrera y remarcó que “los amigos que hice afuera de Sedalo es lo que más me gusta”.

Su apellido está ligado muy fuerte al club que lo vio crecer, hablar de él, es hablar de Sedalo. Iván Rockstroh es una parte de la historia de la entidad de Lanús Oeste. Junto a Federico Pizarro, llegaron a Liga de Honor y se transformaron en baluartes del equipo, siendo los estandartes en el ascenso a la máxima categoría en 2009. La camiseta 10 es suya y a partir del año que viene quedará vacante, a la espera que alguien pueda usarla, sabiendo el peso que eso significa.

El central tomó la determinación de ponerle punto a final a su carrera después del Súper 4 y en una charla con Superhandball, contó cuáles fueron los motivos que lo llevaron a tomar esta decisión, a pesar de sus 32 años. Además, hizo un balance de lo que fue su carrera, remarcó que logró “cumplir con todos los objetivos y divertirme dentro de una cancha, que es lo más importante”. Reconoció que aún tiene ese sabor agridulce de no poder obtener un título en Liga de Honor, aunque sabe que tiene una última oportunidad y sueña con quedarse con el Súper 4 “que sería el broche de oro”.

De todas maneras, para Iván, lo más importante que le dejó el deporte fueron las relaciones que construyó a lo largo de su carrera. “Me quedan muchísimos amigos afuera de Sedalo, que es lo que más me gusta. Puedo ir a los clubes y me saludo con todos, hice amigos de verdad gracias a la selección o de haberlos enfrentado desde que tengo 6 años”, remarcó.

- ¿Ya tenés una decisión tomada de ponerle punto final a tu carrera?
- Sí. Ahora voy a jugar estos últimos 2 partidos del Súper 4 y no juego más, por un tema personal, que quiero estar más tiempo en mi casa, con mi familia y porque estoy cansado. No puedo estar al 100 por ciento, como tiene que estar un jugador de Liga. Para no estar así, prefiero dar un paso al costado y que estén los chicos. Tenemos varios juniors que se lo merecen y pueden estar más preparados que yo.

- ¿Cuánto meditaste esta decisión?
- Bastante. Fue una decisión, que venía analizando desde el año pasado. Al tener un cambio de técnico, quería tener la posibilidad de estar con Mara (Torres). Entonces, lo alargué un año más. Lo fui pensando y hablando con mi familia, con los chicos, viendo las ganas que me dan en el momento de entrenar. Al final, se tomó la decisión definitiva. Es algo que vengo meditando hace 2 años, más o menos.

- ¿Costó tomar una determinación?
- Costó bastante. Es un deporte que hago desde que tengo 4 años y en Liga estoy desde 2003. Va a ser un año totalmente diferente. Ahora, lo que más me cuesta es ir a entrenar, pero después va a ser lo que más extrañe. El estar todos los días con los chicos, el vestuario. Sé que tampoco voy a desaparecer, de vez en cuando voy a ir a entrenar, a los partidos voy a ir a todos lados. Parte del grupo voy a seguir siendo, además de compañeros, son todos mis amigos. Costó bastante, pero era una decisión que había que tomar.

- ¿Te están tratando de convencer para cambies de opinión?
- Hay algunos de los chicos que intentaron que cambiara. Ahora, vamos a cambiar el piso, se viene un proyecto nuevo en el club. Siempre está la persona que me dice, que me quede un año más, que aproveche, que es el sueño que siempre tuvimos. Sé que no voy a poder estar un año entero con las mismas ganas. Empezar, jugar 3 meses y estar esperando que llegue fin de año para no entrenar o para no tener responsabilidades, prefiero tomarla desde principio de año, aunque cueste y en algún momento lo extrañe. Prefiero decidir esto ahora y no dejar en banda al equipo, que eso no me gusta.

- ¿Cuál es el motivo por el cual ya no tenés las mismas ganas que antes?
- Ahora estoy como ayudante técnico en las inferiores del club (infantiles, menores, cadetes y juveniles). Llego al club a las 6 de la tarde y estoy con los chicos hasta las 9. Vengo de trabajar todo el día, ayudo con las inferiores y a las 9 de la noche no tengo ganas de entrenar, más sabiendo que al otro día tengo que madrugar para llevar a la nena al colegio, para ir a trabajar. Me cuesta mucho en ese sentido. Después, una vez que empiezo a entrenar, me dan ganas. Pero arrancar me cuesta mucho. En invierno, esos días fríos, es complicado. Jugar no tengo problema, me encanta, pero no se puede jugar sin entrenar, más sabiendo el nivel que hoy tiene la Liga.

- ¿Qué balance haces de lo que fue tu carrera?
- Fue bueno. Tuve una carrera buena. Pude jugar en el club donde me crie, donde pasé toda mi vida, donde hice el colegio. Voy ahí desde primer grado. Hice toda la primaria y la secundaria. Pude jugar en la selección nacional, jugué Panamericanos, Mundiales, pude representar a la selección de Femebal. Me quedó ese gustito de no haber podido ganar algo en Liga, estuvimos cerca en varias oportunidades. Sacando eso, el balance es positivo. Pude cumplir todos los objetivos y casi siempre, me divertí y la pasé bien en la cancha, que es lo principal. Obviamente, me quedan muchísimos amigos fuera de Sedalo, que es lo que más me gusta. Puedo ir a todos los clubes, tengo gente con la que me saludo, me hablo, tengo amigos de verdad gracias a la selección o de haberlos enfrentado desde que tengo 6 años. El balance es altamente positivo.

- ¿Esta es la última oportunidad de llegar a ese objetivo que te falta?
- Sí. Ojalá sea la despedida, sería el broche de oro de mi carrera. Con estar en el Súper 4, de haber clasificado, algo que hace mucho no podíamos hacer, es algo especial. Poder estar hasta el último fin de semana del año, sabiendo que va a ser el final. Me gusta y me motiva para esta última semana tener un objetivo más para intentar cerrar todo de la mejor manera.

- ¿Te vas de la mejor manera o te hubiese gustado retirarte de otra forma?
- Me voy de la mejor manera. No me reprocho nada, lo disfruté hasta el último momento, nunca padecí jugar o entrenar. Creo que ya no lo estaba disfrutando al 100 por ciento, entonces es momento de dar un paso al costado para retirarme y dejar todo con buena sensación. Tengo la suerte de poder compartir puesto con uno de mis ídolos, que lo veía desde chico, que es el Banchi. No me puedo quejar. Fue algo que me llegó inesperadamente, lo disfruté, aproveché y traté de aprender al máximo todo lo que sabe y vivió. Además, hicimos una gran relación, que es un condimento más que pude sumar a mi carrera.

- ¿Hablaste de esta decisión con él?
- Fue una de las primeras personas que se enteró. Tenemos una gran relación afuera de la cancha y, además, compartimos cuerpo técnico en cadetes y juveniles. Estoy en contacto constantemente con él. Es una de las primeras personas que lo supo y la que más insistió para que pueda seguir. Entendió que era lo que yo quería y ahora me apoya en la decisión que estoy tomando.

- ¿Te arrepentís de algo en estos años como jugador?
- No, de nada. No tuve ningún problema personal en ningún lado. Me puedo retirar tranquilo. Puedo ir a cualquier club, que no tengo problemas con los jugadores o la gente, eso es la parte buena que me queda. Quiere decir que siempre me manejé de la mejor manera y nadie puede decir nada. Como jugador tampoco. Hasta ahora siempre intenté entrenar lo más que podía. En la cancha di todo lo que tenía de mí. A veces ganábamos, a veces perdíamos, pero me voy bien y tranquilo que hice todo bien, tanto adentro como afuera de la cancha.

- Termina tu etapa como jugador ¿empieza tu etapa como entrenador?
- Vengo ayudando hace 2 años en infantiles y menores, con Banchi tenemos cadetes y juveniles. Somos nosotros 2 y Damián, el preparador físico que tenemos en Liga, somos un equipo y tomamos decisiones entre los 3, no hay una cabeza. Banchi toma decisiones más fuertes porque es el técnico, pero me da el espacio para indicar alguna jugada, hablar, si él no piensa algo como yo, de todas formas, me deja decírselo a los chicos. Somos como una dupla. Es otra de las cosas con las que estamos cómodos y en lo único que pensamos es en trabajar los 3 juntos.

- ¿Te gustaría en algún momento ser el técnico de Sedalo?
- Como estoy muy acostumbrado a trabajar con Banchi, no me imagino ser técnico yo solo. Siempre hablamos de que en algún momento nos gustaría agarrar categorías más grandes, pero la idea, por ahora, es estar los 2 juntos. Pero, uno nunca sabe. Igual, ya no es como antes. Para ser técnico de Liga hay que estar preparados.  

- Pensando en el sábado ¿Qué partido se imaginan contra UNLu?
- Un partido muy difícil. A pesar que no está Fede (Pizarro) que, para mí, es el mejor jugador de Liga, ellos tienen un plantel de primer nivel. Lo vimos el otro día y Lucas (Acetti) de lateral derecho es muy bueno, si te descuidas en algún momento te puede meter goles, te junta, juega con el pivot. Se hace muy complicado. Se fue Fede, que es irremplazable, pero tienen jugadores de nivel de selección que entrenan en un nivel altísimo y, además, en el arco tienen a Juan (Bar) que, para mí, es uno de los 2 mejores arqueros de la Liga. Todos sabemos el nivel que tiene y no te podés relajar en ningún momento. Nos pasó en el último torneo, que nos relajamos 2 minutos, y ahí nos sacaron la diferencia y nos ganaron el partido. Al ser un partido solo, que no hay otra cosa después, se hace mucho más parejo. Las ganas de los 2 es la misma y si ganás, vas a la final. Lo tomás con otra mentalidad.

- Después de lo que hizo SAG Almirante Brown, ¿no es imposible ganarle a UNLu?
- Nos quedamos a ver el partido y cuando terminó, lo dijimos: es difícil, pero no imposible. En el segundo torneo estuvimos muy cerca de ganarle, estando Fede. Ahora, capaz sin él, son un poquitito más normales como equipo, pero siguen siendo un súper equipo. Creemos que tenemos alguna chance. Vamos a ir por todo, por esa chance que tenemos. Ellos son los favoritos, pero vamos a ir a buscar la final.

 - ¿Te hubiese gustado poder disfrutar tus últimos minutos con Fede Pizarro en cancha por más que sea como rival?
- Sí, me hubiese encantado que esté en este partido, así nos podíamos despedir. Ojalá pueda ir a verlo, que esté ahí en la cancha. Siempre es lindo verlo. Con Fede soy amigo desde chico, fuimos al mismo colegio, compartimos club, selección nacional, selección de Femebal, tenemos un local juntos. Somos más que amigos. Lamentablemente le pasó lo de la pierna y no va a poder estar.

Foto: Pol González

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados