SuperHandball Magazine en MLA
MUNDIAL CROACIA 2009 18/1/2009

Sí se puede (Eslovaquia 27 - Argentina 25)

Enviar Artículoenviar artículo

Adrian Pisani

Adrián Pisani, enviado especial de Superhandball - En el encuentro correspondiente al primer partido del grupo A se enfrentaron el combinado nacional frente al debutante en mundiales, Eslovaquia. Con un marco cercano a las 2000 personas y con Eslovaquia como amplio favorito según los medios locales, comenzó la ilusión Argentina. Este partido marcó la vuelta a un mundial de Andrés Kogovsek, Gonzalo Vizcovich y Eric Gull.

Argentina arrancó a diferencia de otros partidos muy enchufado, fuerte en defensa y con varias ocasiones de gol. Simonet tuvo dos oportunidades de abrir el marcador pero se encontró con quien para todos menos para la organización, fue la figura del partido, estamos hablando de Richard Stochl, el arquero eslovaco quien con 17 atajadas y un 40% de efectividad, fue el culpable de que los argentinos no se lleven el preciado triunfo.

Cuatro minutos y medio le demandó al combinado nacional anotar el primer gol, que llegó desde los 7 metros a través de Eric Gull, luego de un penal a Carou.

Argentina estaba fuerte en defensa, a pesar de la diferencía física que había entre ambos, y comenzaba el partido marcando asimétricamente a la estrella eslovaca Peter Kukucka del Nordhorn alemán.

Con inferioridad númerica Argentina mantenía a Gonzalo Carou en ataque, pieza clave junto a Eric Gull, batallando entre los gigantes eslovacos. Argentina dependía en exceso de los latigazos de Eric, y se encontraba algo impreciso en ataque. Tuvieron la oportunidad de marcar Simonet (en dos oportunidades) y Kogovsek de contragolpe pero se toparon con la muralla eslovaca.

Eslovenia, por su parte, apoyado por las atajadas de Stochl, respondía de contragolpe y lastimaba a Fernando García quien no podía responder indefenso ante las arremetidas eslovacas.

Dady Gallardo hizo ingresar a Mariano Castro en el minuto 12, quien le dió ritmo, pero por sobre todas las cosas, profundidad a los ataques argentinos. También fue el turno de Crevatin por Carou en el minuto 22, una clara señal del desgaste que estaba sufriendo tanto en ataque como en defensa. Cabe resaltar la dependencia argentina en Eric Gull., quien arrastraba marcas para que sus compañeros tengan más espacios. Consecuencia del accionar del “Quillo” era que Kogovsek y él, terminarían la primer etapa con 4 goles cada uno, máximos artilleros argentinos.

Por el lado de Eslovaquia, se empezaban a erigir como actores principales Tomas y Martín Stranovsky, ayudados por los espacios que brindaba la defensa argentina, debido a la marca asimétrica a Peter Kukucka.

El segundo tiempo comenzó con Argentina dormida, permitiendo un parcial de 0-3 en los primeros 6 minutos de la segunda parte. El entrenador nacional Eduardo Gallardo, comenzó a mover el banco e hizo ingresar a un Juan Pablo Fernandez muy activo en ataque.

Minutos después fue el momento de descansar para Eric Gull. Argenina tenía dificultades en ataque, pero eran suplidas por Leo Querín que entraba con el brazo caliente y permitía a Argentina ponerse en el minuto 14 otra vez en ritmo de partido.

Pero nuevamente los errores en ataque y cierto nerviosismo permitían a Eslovaquia, conseguir un parcial de 0-3, faltando 10 minutos para la finalización del partido. Carou era clave tanto en ataque como en defensa. En ataque giraba rápidamente para conquistar un gol o conseguir la exclusión de los rivales, algo que Argentina no supo aprovechar.

A falta de 6 minutos para el final, el mismo Carou acercaba a un gol la diferencia entre ambos equipos e ilusionaba a todos los presentes con una “remontada” épica. Lamentablemente todo fue una ilusión y a pesar de las arremetidas de Fernandez, de muy buen nivel, a Argentina se le escapó sobre el final, debido a los goles de Martin (x2) y Tomas Stranovsky.

Queda como resultado, un sabor amargo, dado que la sensación que se vivió fue de un partido que se escapa sobre el final, por pequeños detalles y que hubiese significado un envión anímico importante. Como aspectos positivos, cabe resaltar la actitud defensiva de Argentina, la efectividad de Kogovsek, la sorpresiva aparición de Fernandez y el rigor defensivo de Carou. No podemos olvidar lo realizado por Eric, que a pesar de no estar tán efectivo (5/14 lanzamientos), ayudó juntando rivales y abriéndole el juego a sus compañeros.

Quedarán por mejorar algunas imprecisiones en ataque, todos aspectos corregibles y que sin duda en un equipo joven, pueden esperarse. Mañana nos espera Francia, uno de los mejores equipos del mundo. El interrogante es, si el técnico argentino arriesgará el físico de sus dirigidos ante un rival a priori muy difícil de vencer.

Foto: Adrián Pisani, corresponsal de Superhandball en Croacia - Gonzalo Carou, uno de los puntos altos de Argentina, luchando con la defensa rival. Argentina estuvo a muy poco de lograr la hazaña.

Sintesis

27 - Eslovaquia (12+15):
Stochl; Szucs, Kukucka (4,1p), Sulc (3), Niznan, Valo (3), Kopco (1), Pekar (3), Petro, Tomas Stranovsky (6), Antl y Martin Stranovski (7,1p).p

26 - Argentina (13+13):
Schulz (García); Crevatin (1), Pizarro (2p), Simonet (1), Portela (1), Kogovsek (4), Gull (5,2p), Querin (2), Castro (1), Fernández (3), Vidal (1), Carou (2) y Viscovich (2).

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados