SuperHandball Magazine en MLA
JJPP TORONTO 2015 23/7/2015

Son olímpicas

Enviar Artículoenviar artículo

luciano.giliberti@superhandball.com.ar

Desde que debutó internacionalmente en el Sudamericano de 1983 en Buenos Aires, la selección femenina convivió con muchos momentos tumultuosos. Sobre todo en los primeros años, solía ser la principal víctima cuando había que hacer recortes por faltas de fondos. A eso se sumaba planteles armados de apuro, desorganización, carencia de un proyecto a largo plazo por constantes cambios de entrenadores y una existencia casi ficticia.

El primer gran resultado se produjo en el Panamericano de 1999 en el Cenard. Allí Argentina consiguió un tercer puesto que lo depositó en el Mundial que se disputó en Dinamarca y Noruega, torneo en el que pecó de inexperiencia y terminó anteúltimo. A la larga, aquel podio quedó como un hecho aislado y 2 años después tocó fondo: terminó último en el Sudamericano en Sao Miguel de Iguacu, Brasil, con un empate ante Paraguay como mejor resultado.

Con altibajos y aún con problemas afuera de la cancha, la historia sufrió un quiebre a partir de 2003 con la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo. Luego vino la primera victoria mundialista (21-20 a Camerún en Rusia 2005), el primer título (oro en los Juegos Sudamericanos Buenos Aires 2006), el primer campeonato Panamericano en Santiago 2009 y el empate con el reciente campeón del Mundo Brasil en los Juegos Sudamericanos Santiago 2014.

En Toronto 2015 Argentina sumó un nuevo hito a la lista, sin dudas el más trascendente de todos: la clasificación a los Juegos Olímpicos. El equipo conducido por Eduardo Peruchena aprovechó la gran chance de tener a Brasil fuera de la carrera olímpica y concretó algo que durante mucho tiempo era una utopía.

A veces para conseguir un gran objetivo se necesita algo de suerte. No es lo primordial y hay otros factores más preponderantes (esfuerzo, dedicación, etc), pero nunca está demás una ayuda del azar. Y eso fue lo que le ocurrió a Argentina. El sábado parecía que el sueño olímpico había recibido un golpe de knockout con la derrota ante Cuba y el fantasma de Brasil aparecía demasiado temprano en el horizonte.

Sin embargo, con la inesperada victoria de Uruguay ante las cubanas la ilusión que desembocaba en la capital carioca revivió. El tren volvió a pasar y las chicas argentinas esta vez se subieron y todo el trabajo de estos años se plasmó en la cancha. Primero con el triunfo ante Chile para asegurar el liderato del Grupo B y después con México en las semifinales. El sueño de llegar a los Juegos Olímpicos se cumplió sin dramatismo y ni tensión porque al comienzo Argentina estaba 8-0 arriba y ganó por un contundente 27-16.

En el partido más importante en los 32 años de la selección femenina, Valentina Kogan, la más experimentada del plantel y testigo de momentos felices y también de los complicados, tuvo la mejor actuación en el certamen. La arquera de Vicente López no sólo atajó 18 tiros, sino que también con sus pases largos se encargó de generar muchos contragolpes que terminaron en gol.

De esta manera, Argentina se convirtió en el cuarto equipo que asegura la presencia en Río 2016. Además de Brasil, ya estaban Noruega, campeón europeo, y Angola, ganador del campeonato africano. En octubre se definirá el representante de Asía, en diciembre el campeón del Mundo en Dinamarca 2015 también tendrá una plaza y el resto de los clasificados surgirán de los preolímpicos que se disputarán a mediados de abril de 2016.

Sostenido un grupo joven y con proyección, para el handball femenino argentino se abre un nuevo panorama. Ahora el desafío será que lo ocurrido en Toronto 2015 no sea el final del camino, sino el comienzo de una historia aún más grande.

Foto: Argentina hizo historia y estará por primera vez en los Juegos Olímpicos. (Prensa COA/Enard)

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados