SuperHandball Magazine en MLA
BALON URUGUAYO 22/8/2008

Un encuentro para recordar y viajar a las raices

Enviar Artículoenviar artículo

Luciano Emanuel Giliberti

Inglaterra tiene el cricket. Escocia el golf. Argentina el pato. Australia el Aussie Rules. Irlanda los deportes gaélicos. Con mayor o menor convocatoria, la mayoría de los países tienen una actividad a la que denominan Deporte Nacional. Están los que se han difundido por todo el planeta y que en algún momento llegaron a alcanzar estatus Olímpico o tienen su mundial. También existen los que se quedaron arraigados en sus lugares de nacimiento y continúan desarrollándose sin demasiadas intenciones de moverse de allí. Algunos no han corrido la misma suerte y desaparecieron, pero plantaron la semilla para darle paso a una nueva actividad que si pudo expandirse por todo el mundo.

En este último caso se pude enmarcar al Balón Uruguayo, un deporte que tuvo una vida relativamente corta y que es considerado una de las piedras en las cuales se sustentan los orígenes del handball argentino y uruguayo. La Federación Internacional de Handball (IHF) todavía no termina de reconocer este hecho, a pesar de que hay investigaciones que así lo indican.

Corría el año 1918. Era una época que para los ojos digitales de la actualidad parece que todo sucedía en blanco y negro. Gracias a la reforma de la Constitución uruguaya la nación de José Artigas pasaría a adquirir su actual denominación de República Oriental del Uruguay. Argentinos y uruguayos dirimían sus diferencias adentro de una cancha de fútbol en duros clásicos rioplatenses, que hoy son recordados con cierta aura mística. En medio de este contexto Antonio Valeta creó el deporte al que denominó simplemente Balón.

La idea que tuvo Valeta fue la de inventar una actividad similar al fútbol, en la que no se atropellara al arquero, que no se pudiera ingresar al área, que el desarrollo sea exclusivamente con las manos y con 12 jugadores por bando. Una de las particularidades era que el trasportador de la pelota podía llevarla sobre la palma de la mano como ofreciéndosela a su rival.

Para comenzar con la práctica, su creador, un reconocido profesor naturista, fundó el club Higiene y Salud, que estaba compuesto por alumnos del instituto que recibía el mismo nombre y en el cual él enseñaba. Dos años más tarde nació la Federación Uruguaya de Balón, compuesta por 10 clubes, que rápidamente comenzaron a organizar competencias. Al mismo tiempo llegaban a Buenos Aires las primeras noticias de lo que ocurría con esta flamante actividad en la otra orilla del Río de la Plata. En 1921 se fundó la Federación Argentina de Balón, que iría variando de nombre hasta derivar en la actual Confederación Argentina de Handball (CAH).

El movimiento empezaba a crecer, la cantidad de jugadores aumentaba en ambos márgenes de la cuenca platense y aparecía la necesidad de realizar un encuentro internacional. Esto ocurrió el 25 de mayo de 1922 y enfrentó a Gimnasia y Deportes, que venía de salir quinto en el certamen uruguayo, contra Club Juvencia, campeón argentino. La vieja cancha de Boca Juniors ubicada en Ministro Brin y Pedro Galdós fue la sede del encuentro. Tras un trámite parejo, ganaron los visitantes 4-3, con un parcial de 1-1 en el entretiempo. Casi 1 año más tarde, sería el turno de las selecciones nacionales.

Mientras esto sucedía en Sudamérica, en diferentes puntos de Europa existían juegos de características similares. En Dinamarca jugaban Haandbold, en Suecia Handboll, en Checoslovaquia Hazena y en Alemania Feldhandball, este último el más parecido al Balón y heredero más directo del handball indoor que se juega hoy en día.

En Uruguay muchas veces se dice que los alemanes copiaron al Balón para darle forma a su handball de campo. Según el mito tras la Primera Guerra un grupo de marineros germanos quedaron varados en Montevideo, allí conocieron el Balón y luego lo difundieron en su país. La profesora Adriana Suburú, en su libro Historia del Balón-Deporte Nacional Uruguayo, no da lugar a esta afirmación explicando que no había muchos alemanes en los equipos de Balón.

Gracias a esta investigación realizada por Suburú, tanto la CAH como la Federación Uruguaya de Handball, están buscando lograr que el Balón sea considerado como uno de los antecesores al handball. Esto eso algo que de a poco se va consiguiendo. En el número de abril de 2007 de la revista oficial de la IHF se reconoció este pedido. A todo esto, además, se le suma que se halló el Anuario de 1936 de la Federación Internacional de Handball Amateur, entidad antecesora a la actual, que confirma la presencia de Valeta y dos representantes uruguayos en el 4° Congreso que llevó a cabo la mencionada organización.

En criminalística dicen que las evidencias hablan por si solas. En este caso no hay un crimen, pero las pruebas se expresan con total claridad. Todavía no se las termina de escuchar y el reconocimiento expreso de la IHF no llega. De confirmarse esto la CAH pasaría a ser considerada una de las federaciones más viejas del mundo. Antes de 1921 ya había asociaciones nacionales, pero estás no eran independientes sino que dependían de la gimnasia o del atletismo. Probablemente discuta esta privilegio con la Federación Checa, que se fundó para organizar el Hazena.

Con motivo del 90° aniversario del primer encuentro de Balón que se disputó el 25 de agosto de 1918 se organizará en Uruguay una exhibición para este sábado con las reglas históricas. Este evento es impulsado por el Instituto de Educación Física de Uruguay y la Dirección General de Deportes. Las intenciones son dos: hacer escuchar la voz para que el Balón tenga el reconocimiento que merece y que la actividad no quede en el olvido.

A diferencia de su coterráneo futsal o fútbol de salón, el Balón no corrió la misma suerte y se fue diluyendo hasta desaparecer definitivamente en 1945, el mismo año que falleció Valeta. En Argentina fue acomodándose a lo que sucedía en Europa. Primero se convirtió en el handball de campo y con el tiempo se metió en los gimnasios en su versión definitiva.

Tuvo una vida breve pero, seguramente sin saberlo, el Balón cumplió un papel fundamental a la hora de la difusión del handball en el Río de la Plata.
.
Imagen 1: Equipo del Club Juvencia de Argentina previo al choque frente a Gimnasia y Deportes de Uruguay. (efdeportes.com)

Imagen 2: Afiche promocionando un partido amistoso entre River Plate y Gimnasia y Deportes de Uruguay (www.universia.edu.uy)


Fuente: Libro "De Mano en Mano" de Juan Carlos Rennis
Agradecimiento especial a Juan Carlos Rennis por su difusión.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados