SuperHandball Magazine en MLA
EURO POLONIA 2016 28/1/2016

Un miércoles de novela

Enviar Artículoenviar artículo

luciano.giliberti@superhandball.com.ar

El final de la historia muestra que España-Croacia y Alemania-Noruega serán los llamativos cruces del viernes en las semifinales del Europeo Polonia 2016, pero antes de llegar a ese punto, hubo que transitar una última jornada de la segunda fase plagada de emociones con 7 equipos involucrados que dejó en el camino a 3 de los principales aspirantes al título: Francia, Polonia y Dinamarca.

Noruega ya había hecho mucho ruido con el triunfo ante Polonia. Ahora se aminó a más y derrotó al multicampeón Francia. Sostenido en una gran actuación de Ken Robin Tonnesen, autor de 6 goles y premiado como el mejor jugador, los nórdicos ganaron 29-24 y debutarán en las semifinales de un Europeo. Hasta el momento la mejor actuación era el sexto puesto en 2008 cuando fueron anfitriones.

“Nos sentimos como en un cuento de hadas. Cuando llegamos a Polonia nuestro objetivo era sumar algunos puntos y tratar de pasar a la segunda ronda. Cuando le ganamos a Polonia nos dimos cuenta que todo era posible”, contó Magnus Jondal.

Francia venía con el impulso de ser el dominador de la escena y sin la presión de tener que buscar la clasificación a los Juegos Olímpicos y al Mundial de 2017, en el cual será local. Pero como le sucedió en Serbia 2012, no pudo plasmar el dominio. “Jugamos grandes partidos ante los rivales equivocados y no contra los buenos equipos”, reconoció Michael Guigou.

El consuelo para los Les Blues es que las veces que se colgó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos (Beijing 2008 y Londres 2012) meses antes no había ganado el Europeo. 

Noruega quedó como el único invicto de la segunda fase y finalizó en la primera colocación del Grupo 1 de la primera ronda. Con este resultado, le abrió la puerta a Croacia, de los involucrados el que tenía el panorama más complicado, y que inesperadamente se ubicó en el segundo puesto de la zona.

Gracias a un trabajo clínico en defensa, los croatas arrasaron con una Polonia que nunca encontró ideas en ataque y que con correr de los minutos se fue desmoronando mentalmente. Ante la incredulidad de los 15.000 hinchas que llenaron el estadio, Croacia llegó a sacar una máxima de 17 (13-30), una diferencia abismal en el contexto de un torneo que se está caracterizando por la abundancia de encuentros muy parejos.

“Es increíble. Es como un sueño. Antes de salir a la cancha nos decíamos que había que hacer un buen partido, ganar, ver si se presentaba la oportunidad y aprovecharla. Y eso fue lo que hicimos. Jugamos fantástico”, expresó Manuel Strlek luego de la victoria 37-23, resultado que terminó de confirmar la eliminación de Francia.

Para Croacia es una costumbre estar en las semifinales del Europeo. Hará la octava aparición y desde Eslovenia 2004 tiene presencia perfecta. Las veces que se ausentó fueron en España 1996 (5º), Italia 1998 (11º), Croacia 2000 (6º) y Suecia 2002 (16º).

Los polacos tenían la ilusión de convertirse en el segundo local en la historia en ganar el Europeo (Suecia lo hizo en 2002), sin embargo el sueño se diluyó demasiado temprano y de forma brutal. “Tengo que disculparme con los hinchas que llenaron la cancha o lo miraron por televisión. Nuestro juego fue dramático en todos los aspectos. Es difícil explicar qué sucedió”, comentó Piort Chrapkowski.

Paralelamente a lo que ocurría en Cracovia, en Varsovia por el Grupo 2 también se vivía una lucha de alta tensión para meterse entre los 4 mejores. Aquí el gran protagonista fue Alemania, que, con un plantel joven y diezmado, eliminó a la experimentada Dinamarca de Mikkel Hansen, Nicolas Landin y Jesper Noddesbo, entre otros.

Después de unos años en los que parecían haber perdido el rumbo, periodo que tuvo como momento más bajo la ausencia en Londres 2012, los padres del handball dan fuertes señales de reconstrucción. Pese a algunas bajas importantes por lesión, los germanos se impusieron 25-23 en el clásico con los daneses y luego de 8 años volverán a las semifinales del campeonato europeo.

A Dinamarca a la larga no le sirvió la victoria clave ante España. “No jugamos bien la mayor parte del tiempo y en los últimos minutos estuvimos demasiado cansados”, se excusó el entrenador islandés Gudmundur Gudmundsson que dirige al conjunto dinamarqués y que en 24 hs. pasó de ser el mejor equipo del torneo a quedar fuera de semifinales.

Si bien España en todo momento dependió de sí misma, con lo ocurrido en Alemania-Dinamarca se le presentó una chance mucho más grande. Con 11 goles de Valero Rivera, compañero de Matías Schulz en el HBC Nantes francés, los Híspanos doblegaron a Rusia 25-23 y de esta forma quedaron en el tope de la tabla de posiciones, algo que días atrás parecía algo difícil de conseguir.

“Rusia comenzó muy bien y nos generó dificultades para encontrar nuestro ritmo, pero cuando pudimos sacar 3 ó 4 goles de diferencia en el segundo tiempo cerramos el partido.”, declaró Manolo Cadenas, entrenador de España, que ahora se presenta como el gran candidato al título.

Con Francia fuera de competencia, a todas las emociones que ya entregó Polonia 2016 se le suma que la única plaza olímpica está reservada para el campeón, mientras que aquellos que terminen entre el primer y el tercer lugar se asegurarán un boleto para el Mundial Francia 2017. A seguir de cerca las plazas para los preolímpicos, porque hay mucho en juego.

Foto: Noruega eliminó a Francia y por primera vez es semifinalsita del Europeo.(Uros Hocevar)

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados