SuperHandball Magazine en MLA
LIGA DE HONOR CABALLEROS 7/11/2011

Una novena sin contratiempos

Enviar Artículoenviar artículo

gnacio.juliano@superhandball.com.ar

La novena fecha del handball metropolitano no dio lugar a sorpresas, más bien se vistió de antesala de cara a las últimas dos jornadas que estarán definiendo el campeonato. Todos los triunfos del sábado quedaron en manos de los seis primeros equipos de la tabla: Ward, Ballester, River, Sedalo, Luján y Quilmes.

Un paso más cerca

Cada partido que gana, Ward se consolida aún más en la búsqueda de un título del cual lo separan pocos obstáculos. El campeonato es una cuestión de tiempo. Un puñado de fechas, no más.

Este fin de semana venció como local a Polvorines, por 26 a 20, en un encuentro en el que contó con plantel completo. Ya en los primeros minutos, el conjunto de Pucho Jung sacó una diferencia de 3 goles que supo mantener durante todo el primer tiempo. Sobre el final del mismo, aprovechó distintas exclusiones que sufrió su rival para estirar la ventaja a siete tantos. 16 a 9 al descanso.

“Estuvimos bien en defensa, pero erráticos en ataque y sacando mal la contra. En el segundo tiempo mantuvimos la diferencia basándonos en la defensa, porque seguíamos desconcentrados en ataque. Nos ayudó Lucas Rodríguez que estuvo muy bien en el arco”, declaró Pablo Vainstein, quien promediando los 10 minutos del complemento sufrió un corte en su pera y no pudo seguir jugando. A su vez, en los primeros instantes del partido, Lucas Roldán debió abandonar el encuentro tras resentirse de un desgarro.

Por su parte, Polvorines se mueve tembloroso. No gana y empiezan a agigantarse las dudas. Los malos tragos acumulados hacen que su puntaje sólo vaya sumando de a uno y la escasa cosecha se nota. Si bien no volvió a contar con Damián Migueles, con tres partidos sin victorias, lejano está el festejo ante Luján por la sexta fecha. El recuerdo lo atormenta.

A Ward le quedan Luján y Quilmes // A Polvorines le quedan Ballester y Mitre.

No se baja del ring

A la espera de una derrota del puntero, Ballester no produce más que triunfos en su camino al cierre del campeonato. El conjunto de San Martín no pierde desde la tercera fecha, justamente, ante Ward, única caída en el torneo. Este sábado le ganó 28 a 20 a Ferro, que todavía sigue sin poder contar con Federico Ruggero y tampoco con Rodrigo Somoza, alejado por un esguince de rodilla.

Los primeros 10 minutos del encuentro fueron parejos. Con un trámite de gol a gol, los de Caballito se pusieron 6 a 4 arriba. Ballester tardó unos minutos en acomodarse y una vez que ajustó las marcas le complicó el panorama a Ferro. Se hizo fuerte en su defensa cerrada y la fortaleza fue literal. Sumado a las atajadas de su arquero, los seis jugadores se multiplicaron cada vez que fueron exigidos.

“Hicimos muy bien las cosas durante todo el partido. Las claves del equipo fueron una sólida defensa y una gran actuación de nuestros arqueros, sobre todo de Andrés Bueno. En ataque tenemos muchas variantes y un plantel largo. Todos jugaron muy bien”, destacó Matías Scovenna.

Comenzado el segundo tiempo, con ventaja de 14 a 7 para Ballester, el equipo de Mario Bessaso logró ponerse a dos goles de distancia con salidas de contra, pero pecó de los mismos vicios que en la primera etapa: desconcentraciones en defensa y fallas en ataque. Detalles que derrumbaron el arranque esperanzador de Ferro.

“Fuimos muy erráticos a la hora de definir, un problema que estamos teniendo los últimos partidos. Faltando 10 minutos, o un poco menos, Ballester sacó de nuevo la diferencia que duró hasta el final”, dijo Luciano América.

A Ballester le quedan Polvorines y Luján, más un recupero frente a Sedalo // A Ferro le quedan Mitre y River.

Realidades diferentes

Los separa un abismo. Uno pelea el campeonato y el otro marcha anteúltimo. River tiene asegurada su participación en el Super-4 y Unlu cuenta con nulas chances. El primero se encuentra clasificado al Nacional A del año que viene y el segundo estará disputando el Nacional C en Bariloche.

El millonario venció de manera holgada al conjunto de San Fernando y sigue, junto a Ballester, como escolta de Ward. Contando con una diferencia a favor de 5 o 6 goles, estuvo al mando de las acciones desde el minuto cero. Tal es así, que el local se fue 17 a 11 arriba al entretiempo.

“Jugamos rápido sosteniendo la contra a un buen ritmo. Fue un partido dinámico en el que nosotros defendimos muy bien y a ellos les costó entrarnos. A la hora de plantear el partido nos sirvió mucho conocer a sus jugadores. En Unlu hay como seis chicos que pasaron por River”, sostuvo el DT Pablo Snitowsky.

El equipo de Fernando Ratti lograba mantenerse en partido de la mano de Guido Ricobelli y de Sebastián Fernández, pero con el correr de los minutos el partido se transformó en un muestrario de la contundencia de River en ataque. Por el lado del millonario se destacaron Juan Ojea y Adrián Portela.

A River le quedan Sedalo y Ferro, más un recupero frente a Vilo // A Unlu le queda solamente Sedalo, ya que adelanto su compromiso por la 10ma fecha por su participación en el Nacional C.

Se mantiene firme

Con la vuelta de Federico Pizarro al equipo, Sedalo venció como local a Mitre por 36 a 29. El conjunto de Diego Cajales ganó por una diferencia de siete goles que se dio recién promediando la segunda etapa.

El primer tiempo mostró a un Mitre jugando a lo suyo. Defendiendo cada pelota y buscando petróleo en cada contraataque. Con una buena tarea de Mariano Castro y Juan Mendonca, el equipo de Daniel Betti, que no pudo contar con Franco del Zotto, terminó los primeros 30’’ un gol abajo. 15 a 14 para Sedalo.

En los 10 minutos iniciales de la segunda etapa, los de Lanús Oeste se apoyaron en Lucas Schamann, de buena actuación en el arco, para comenzar a sacar una ventaja de 4 a 5 goles. Mitre pasó de una defensa 3-3 a una 3-2-1, pero no logró hacer pie. Durante todo el juego, hizo el gasto. Trató de sofocar a su rival para luego hacerse de la pelota, pero el desgaste en la elaboración de las jugadas lo pagó en su propia área, donde desde los seis metros los jugadores de Sedalo llegaban con claridad.

“Tuvimos muchos errores técnicos y defendimos mal. En el segundo tiempo nos sacaron la ficha y cuando se fueron a 6 goles se nos fue el partido”, mencionó Pablo Olivero.

La derrota supo a castigo para el handball apagado que demostró Mitre, cuyo mejor consuelo es ver la tabla de posiciones y encontrarse octavo con el mismo puntaje que el séptimo.

A Sedalo le quedan River y Unlu, más un recupero ante Ballester // A Mitre le quedan Ferro y Polvorines.

Aún le falta

En Almirante Brown, Lomas perdió 22 a 21 frente a Luján. El conjunto de Dante Prina marcha 4to en el campeonato, un puesto codiciado por muchos. Sin embargo, no respira con suma tranquilidad, ya que cierra el torneo con Ward y Ballester, dos rivales que estarán peleando el campeonato. Sólo un detalle hace que no le tiemble tanto el pulso: sus perseguidores juegan entre sí en las últimas fechas.

Yendo al partido del sábado, Lomas se tuvo que sobreponer a la ausencia de Matías Lima. Y el conjunto de Roberto Miranda parecía no extrañarlo demasiado, ya que se puso 5 a 0 arriba en los primeros minutos.

Una defensa 4-2 más una marca personal sobre Lucas Moras, lateral izquierdo de Luján, logró mantener a Lomas arriba en el marcador para irse al descanso con 2 goles de ventaja.

“Arrancamos flojos, desconcentrados y nos sacaron la diferencia al principio. Hice pocos goles por la personal que me pusieron, pero por suerte eso sirvió para que Federico y Martin Mangione estuviesen más sueltos”, aclaró Moras.

Con 10 goles de Federico Mangione, goleador del partido, y con una buena tarea de Matías Ortelli bajo los tres palos, los de San Martin lograron una ventaja de tres tantos a 10’’ del final. Faltando poco, Lomas igualó las acciones y ya en la última jugada, con Luján un gol arriba, el partido tuvo un desenlace desafortunado. Buscando subir rápido el balón se lesionó Tomás Penso y no hubo tiempo para más. Victoria de Luján que se afianza de cara al Super-4.

A Lomas le quedan Quilmes y Vilo // A Luján le quedan Ward y Ballester.

Sigue de pie

En el último tramo del torneo, Quilmes acelera. Mientras, en el horizonte, comienza a asomar el Super-4. El cervecero subió otro escalón en el camino hacia el certamen que reúne a los siete mejores del Clausura.

El conjunto de Cristian Gull venció, como visitante, 30 a 22 a Vicente López, equipo en el que los contratiempos están a la orden del día. A su duro presente se le suman las ausencias de Gastón Rudich, lesionado en uno de sus tobillos, y la de Facundo Leveroni, recientemente casado. Al mismo tiempo, su técnico Carlos Quintero, no estuvo en el banco a raíz de un viaje.

“Perdimos bien. Había un solo equipo en cancha. Ellos tienen una idea de juego. Nosotros estuvimos muy desorganizados y contamos con muchas pérdidas de pelota”, resaltó Marcelo Vieyra, lateral izquierdo del Vilo.

Por su parte, Quilmes llevó a cabo un partido sin lujos ni extravagancias, pero con un planteo solvente de atrás hacia adelante. Como siempre, los hermanos Torres manejaron los hilos de cada ataque y Benjamin Testa fue el goleador del cervecero.

A Vilo le queda Lomas, más un recupero ante River // A Quilmes le quedan Lomas y Ward.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados