SuperHandball Magazine en MLA
LIGA DE HONOR CABALLEROS 21/11/2011

Ward es el merecido campeón

Enviar Artículoenviar artículo

I. Juliano - ignacio.juliano@superhandball.com.ar

Un cóctel explosivo. Dramatismo y nerviosismo: fueron los ingredientes que sobrevolaron el gimnasio de Afalp el sábado. La importancia del botín que había en juego quedó al descubierto desde el minuto cero. A su vez, en la previa, la lluvia sumó humedad y emoción a la atmósfera que rodeaba el partido que definía el campeonato. Un encuentro que tuvo absolutamente de todo.

Tras liderar el torneo de punta a punta, el destino quiso que a Ward se le cruce Quilmes en la última parada. Ya estaba escrito. Para revalidad el Apertura, el conjunto de Ramos Mejía debía doblegar al último bicampeón, al equipo que le había ganado la final del Clausura del año pasado.

De entrada, los dos dejaron en claro que no iban a pecar de tiernos e inocentes. Demostraron la seriedad que se merece un partido de estas características: cuchillo entre los dientes y una marca para nada relajada. En cambio en ataque, la ansiedad conllevó a errores y distracciones.

Un trámite de gol a gol, que siempre dejaba a Ward arriba por la mínima, continuó hasta finalizar los primeros 30’, donde el conjunto de Pucho Jung se fue al descanso con tres tantos de ventaja, 14 a 11.

“Sabíamos que era un partido difícil. En el primer tiempo sacamos una ventaja que no supimos aprovechar y en el segundo estuvimos muy imprecisos y ellos controlaron nuestro ataque. Fue un partido duro y por lo que había en juego se dio así, pero lo importante es que se cumplió el objetivo”, manifestó Martín Viscovich, central del nuevo bicampeón.

En el complemento, Quilmes emparejó las acciones. Utilizó una marca personal sobre Manuel Correche y pasó al frente a falta de 10 minutos. A esta altura, las figuras de Federico Truffini y Christian Canzoniero se peleaban por el MVP del encuentro. Ambos arqueros cerraron los arcos y fueron los responsables del poco goleo.

Con pocos minutos en el reloj, la mezcla de nervios y emotividad se apoderaba del gimnasio. Ya con el marcador igualado en 20, Quilmes tuvo la posibilidad de quedarse con la victoria. Sin especular con el empate, resultado que lo metía en el Nacional, quemó las naves en los últimos contragolpes, pero no logró el gol número 21.

“Al principio nos costó acomodarnos. La lesión de Facundo Torres nos complicó un poco, pero después ajustamos al equipo. Cumplimos nuestro objetivo y ahora se viene el Súper 4. Los últimos torneos jugamos relajados y éste lo vamos a encarar de otra manera”, declaró Cristian Gull, entrenador del cervecero. (NdeR: Torres se lesionó el aductor a los tres minutos del primer tiempo).

Nueva vuelta olímpica para uno, boleto al Nacional para el otro. La chicharra final apagó las velas que se habían encendido en Núñez y en San Martín y se terminó bajando el telón de este Clausura que quedó en manos de un más que merecido campeón.

“Se revalidó el título y se demostró que lo del Apertura no fue casualidad. Ahora queremos cerrar el año con el Súper 4. Ward siempre está en los primeros planos. Se hizo un buen trabajo en años anteriores y vinieron jugadores nuevos que armaron un buen equipo”, sostuvo Pablo Vainstein, extremo derecho de los de Ramos Mejía.

Con incontable cantidad de torneos a cuestas, Viscovich, hombre que sabe de festejos, destacó al conjunto: “Hay un gran grupo humano. La relación que tenemos con Pucho, más el talento de todos hace que estemos donde queríamos estar a esta altura del año. Tuvimos muchos lesionados, siempre faltaban jugadores, y siempre salimos adelante. Lo que se premia es la regularidad”.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados