SuperHandball Magazine en MLA
MUNDIAL CROACIA 2009 22/1/2009

Estrepitosa caída del equipo nacional (Argentina 20 - Hungría 31)

Enviar Artículoenviar artículo

Adrian Pisani

Enviado especial de Superhandball - El destino de la selección Argentina ya estaba marcado. Matemáticamente ya no tenía alguna chance de pasar de ronda, por lo que el objetivo planteado antes de empezar el mundial, no había sido alcanzado. Sí, se cumplieron algunos objetivos secundarios. Argentina, por ejemplo, le plantó bastante resistencia a los rivales europeos y hasta estuvo muy cerca de ganar algún cotejo.

El partido de hoy, entre Argentina y Hungría, era un partido que a ningún jugador  le gusta jugar. Muy consciente de sus limitaciones presupuestarias, el conjunto albiceleste deberá aprovechar cada situación que tenga, para que sus jóvenes tengan más roce internacional. Una gira previa, bien realizada como la que se hizo, no sirve del todo, si se realiza cada dos años. Ese será un trabajo que la Confederación Argentina deberá mejorar si pretende ver, dentro de un mediano plazo, resultados positivos.

Para este partido “Dady” Gallardo dejaría a los lanzadores Damián Migueles con un dolor en el gemelo y a Agustin Vidal, fuera de planilla. El entrenador nacional dispondría de sus mejores hombres para defender y realizaría dos cambios defensa-ataque con el fin de hacer fuerte al equipo en defensiva. Portela, Carou y Crevatin se repartirían el centro de la defensa, este último con la “amena” tarea de marcar a la figura húngara, Lazlo Nagy. “Creva” cumplió con creces la tarea encomendada, Nagy terminaría el primer tiempo convirtiendo un solo gol.

El partido parecía comenzar bien para el conjunto nacional. Andrés Kogovsek convertiría del extremo el primer gol del partido. Hungría empataría el cotejo y encajaría un parcial de 3-0 favorecido por un error del seleccionado albiceleste. Uno de los cambios de defensa-ataque fue mal realizado, Argentina atacaba con 7 hombres más Fernando García lo que lógicamente fue sancionado por la mesa de control. Esa desconcentración se pagó  y muy cara.

Argentina no defendía bien, y encima atacaba peor. Mariano Castro no brillaba como en otros partidos y luego de dos faltas técnicas, obligaba a Dady Gallardo a mover el banco. Entró Fernandez y Simonet tomó el central. Todo esto ocurría a 5:30 minutos de haber comenzado el encuentro. El “Negro” Fernando García estaba nuevamente inspirado y con atajadas desde los 6 y 9 metros impedía que Hungría arrolle al equipo nacional. Pero lamentablemente García solo no podía y el equipo húngaro aprovecharía los errores de ataque consiguiendo otro parcial arrollador desde el minuto 9 al 13. (4-0). Este parcial demoledor, se repetiría del minuto 15 al 20.

Argentina seguía sin tener en este torneo, la suerte que cualquier equipo necesita. Simonet recibía un fuerte golpe que lo obligaba a sentarse en el banco por el resto del partido. Para colmo de males Fernandez caía mal y tenía que ser reemplazado, por un fuerte dolor en el tobillo. Sin Vidal, mirando el partido desde la tribuna, con Simonet y Fernandez lesionados, el turno de tomar el lateral izquierdo fue de Gonzalo Viscovich. El ex jugador del multi-campeón Luján, no estaba “afilado” y Argentina lo sentía. Intentaría de 6 y 9 metros pero se encontraría con una defensa Húngara impenetrable. Viscovich finalizaría el primer tiempo con una planilla que hablaba por sí sola, 0 goles de 6 lanzamientos. Argentina por su parte, con un resultado de 8-17, devastador.

En el equipo húngaro se destaban en esta primera mitad, Gábor Csaszar con 4 goles, Gergö Ivancsik con 3 y el arquero Nándor Fazekas con un 47% de efectividad. (7/15 lanzamientos)

La segunda mitad comenzaba, pero el desempeño nacional no se iba a modificar a lo largo de todo el complemento. Con una primera línea que no era la habitual, el ataque se convertía en una verdadera pesadilla para el equipo de “Dady”, que cometía errores de todo tipo. Estos errores se transformarían en situaciones de contragolpe para el equipo húngaro. De no ser por varias atajadas del “Negro” García y de Matias Schulz después, la diferencia podría haber sido todavía mucho mayor.

A pesar de la gran performance de los porteros argentinos, Hungría aprovecharía los errores aen ofensiva y anotaría de contraataque 7 goles en 13 oportunidades.

La mayor diferencia del partido fue de 12 goles, en los minutos 36 y 46. Portela tomaría durante los últimos 15 minutos, el lateral izquierdo debido a que Gonzalo Viscovich lejos estaba de su mejor nivel. Ingresaría también Eric Gull, que a pesar de anotar en 3 oportunidades en este tiempo, no estaba certero. Entre el “Quillo” y Portela realizarían 19 intentos para vulnerar el arco de Fazekas, pero solamente en 5 ocasiones lo iban a lograr. (59,4% de las oportunidades nacionales en el segundo tiempo).

Hungría controló la diferencia obtenida durante el primer tiempo, logró que sus estrellas descansen y mediante una fuerte defensa, salió rápido de contraataque. Un detalle a tener en cuenta y que marca a las claras lo compacta que fue la defensa húngara, es que Argentina intentó en 35 oportunidades llegar al gol por la vía del disparo desde los 9 metros, es decir un 63% de sus ataques, convirtiendo solamente 6 goles.

El segundo tiempo concluiría y Hungría lograría el pase a la segunda ronda, en un partido que esperaba ser más duro. El resultado final fue de 31 a 20 a favor de los húngaros y el hombre del partido para la organización del torneo, fue Nándor Fazekas, con un 43% de efectividad.

Por el lado argentino, se destacaron los dos porteros, finalizando el encuentro con un 35% de efectividad. Kogovsek tuvo otro muy buen partido, junto con Crevatín, quien jugó en defensa y en ataque, seguramente por los dolores que sufre Gonzalo Carou en su hombro derecho, producto de una falta recibida en el partido con Rumania.

Argentina enfrentará mañana al rival más débil del grupo. Todos esperamos y confiamos que los muchachos argentinos se despachen con una victoria que les permita encarar la zona “Presidente” con la cabeza bien alta.

Este ha sido el último encuentro que informaré desde Croacia. Le agradezco al cuerpo técnico (Eduardo Gallardo, Guillermo Milano y Guillermo Cazón) y a los jugadores nacionales, la buena predisposición y preocupación, que tuvieron en todo momento, para que no nos falte nada.

Foto (Adrián Pisani): Eric Gull tomado en el aire. Una constante del partido. La defensa 6-0 con asimétrica sobre el flaco contuvo los embates argentinos. Hungría fue más desde el vamos y terminó aplastando al conjunto albiceleste.

Sintesís

Hungría (31):
Nenad Puljezevic (-), Ferenc Ilyés (5), Gábor Csaszar (4), Tamás Mocsai (6), Gyula Gal (3), Gerrgö Ivancsik (5), Tamás Ivancsik (1), Gergely Harsanyi (1), Nándor Fazekas (-), Dávid Katirz (-), Laszló Nagy (3), Gábor Herbert (-), Nikola Eklemovic (2) y Szaboics Zubai (1).
DT: Janos Hajdu

Sancionados
2 minutos: Gyula Gal, Lászlö Nagy y Gábor Herbert
Amarillas: Gábor Csaszar, Gyula Gal y Dávid Katzirz

Argentina (20):
Matías Schulz (-), Sergio Crevatín (2), Federico Pizarro (1), Sebastián Simonet (1), Pablo Portela (2), Andrés Kogovsek (4), Eric Gull (4), Leonardo Querín (2), Mariano Castro (2), Facundo Torres (1), Fernando García (-), Juan Pablo Fernández (-), Gonzalo Carou (-) y Gonzalo Viscovich (1).
DT: Eduardo Gallardo

Sancionados
2 minutos: Sebastián Simonet, Fernando García y Juan Pablo Fernández
Amarillas: Sergio Crevatín y Leonardo Querín

Cancha: Estadio Gradski VRT
Árbitros: Z. Stanojevicz/S. Visekruna (Serbia)
Parcial: 17-8

Progresión: 0-1, 1-1, 2-1, 3-1, 3-2, 4-2, 4-3, 5-3, 6-3, 7-3, 8-3, 8-4, 9-4, 10-4, 11-4, 12-4, 12-5, 13-5, 14-5, 15-5, 15-6, 16-6, 17-6, 17-7, 17-8, 17-9, 18-9, 19-9, 19-10, 20-10, 21-10, 22-10, 22-11, 22-12, 23-12, 23-13, 24-13, 25-13, 25-14, 26-14, 26-15, 27-15, 27-16, 27-17, 28-17, 29-17, 29-18, 30-18, 30-19, 30-20 y 31-20.

Obeservaciones: Partido correspondiente a la fecha 4 del Grupo A del Mundial Masculino Croacia 2009.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados